con No hay comentarios

Casa pasiva en Alfinach


 

 

Ubicada en una parcela con fuerte pendiente, se diseña esta vivienda en Alfinach, de forma compacta y orientada de manera que se aprovecha al máximo la energía solar, buscando el buen soleamiento en invierno y la protección y reflectividad en verano.

Se utilizan criterios pasivos para la reducción de su demanda energética: aislamiento e inercia térmica de la envolvente, ausencia de puentes térmicos, alta calidad de las ventanas con baja transmitancia térmica, estanqueidad al aire, hermeticidad y un sistema de ventilación con recuperación de calor.

La energía necesaria se obtiene mediante fuentes renovables. Un sistema solar fotovoltaico permite el autoabastecimiento de energía eléctrica. Se utilizan materiales naturales y sanos que transpiran.

La fachada autoportante de ladrillo caravista permite un bajo mantenimiento y la inexistencia de puentes térmicos. Ventanas de triple vidrio con los mínimos valores de transmitancia térmica, vidrios de baja emisividad y control solar, con un buen sellado de las carpinterías para impedir cualquier tipo de filtración completan la calidad de la envolvente.

La fuerte pendiente permite un sistema de riego por gravedad, que dispone de un aljibe para la recogida y aprovechamiento del agua de las cubiertas. Se utilizan especies autóctonas para el diseño del jardín y una zona de huerto en la parte baja de la parcela para el autoabastecimiento.

Proyecto: Eva Verdú
Promotor: Privado
Año: 2018